jueves, 1 de octubre de 2009

Un robo más


El día de hoy empieza a regir el nuevo impuesto a las casas de lujo. Como toda iniciativa populista y demagógica, este nuevo impuesto lleva un nombre pomposo: “Ley de impuesto solidario para el fortalecimiento de programas de vivienda”. Quién podría decir que no a este proyecto con un fin tan noble como que sean ciertos ciudadanos los que financien las viviendas de otros.

El primer problema que tiene este proyecto es evidentemente la arbitrariedad, qué es una casa de lujo. El "lujo" no es una categoría objetiva, simplemente es una apreciación subjetiva y arbitraria que los padres de la patria establecieron. Segundo, el sistema costarricense se funda en la ilógica perversa de castigar la riqueza -nadie puede pensar que un impuesto es un premio- primero el impuesto PROGRESIVO a la renta y ahora un impuesto a determinadas viviendas, y aun así existen académicos trasnochados que dicen que en Costa Rica existe un sistema ¿neo? liberal, ¡que pena!

Por último resulta obsceno la cantidad de imposiciones por las que debe pasar un propietario de estas casas de "lujo", veamos: primero el propietario ya paga un impuesto de bienes inmuebles ante la municipalidad -impuesto que ya lo obliga a contribuir más conforme aumente el valor de su propiedad-, así mismo el propietario también paga tributos por concepto de impuesto de ventas a la hora de comprar todos los materiales que requiere para construir su hogar, por último el propietario también paga un impuesto progresivo a la renta (no olvidemos que es desde su renta que el mismo paga la construcción de su hogar). Una verdadera espiral impositiva es lo que existe en este país, con propuestas de este tipo no vamos a ninguna parte.

4 comentarios:

Dr Extraño dijo...

Lo más ridículo es el monto de 100 millones de colones de tope. ¡Con el costo actual de los bienes raíces cualquier casita promedio supera este monto! (totalmente arbitrario como menciona Manuel).

La ASOJOD dijo...

Dr Extraño:

Gracias por su participación.

Efectivamente el costo de una casa digna hoy en día difícilmente sea menor a esa cifre mágica. Con esto lo único que hacen las autoridades es aumentar el costo de legalidad así como económico para accesar a esas mal llamadas "viviendas de lujo". Osea en lugar de facilitarle a la gente poder accesar a esas viviendas, lo que hacen es dificultárselo con ese tipo de impuestos.

Manuel

Albertvs dijo...

Me parece que este "impuesto solidario" (esto es un oxímoron, ¿no?)será igual que el impuesto a la gasolina, pagamos y pagamos, y las calles están peor cada día.

La ASOJOD dijo...

ALbertvs:

Efectivamente otro problema que presentará este impuesto será su recaudación así como la eficacia de su ejecución. ¿Vendrán nuevas consultorías?

Manuel