martes, 15 de diciembre de 2009

En Vela


Sepan los diputados del PLN de la Comisión de Nombramientos de la Asamblea Legislativa y quienes, hasta hoy, la han apoyado, dentro y fuera, que su ardid contra Miguel Gutiérrez Saxe para descalificarlo como Defensor de los Habitantes y para favorecer a su candidata, solo tiene dos nombres: corrupción y cinismo. Nada más.

No me refiero a la corrupción política como favorecimiento pecuniario, sino –lo que es igual y, quizá, peor– como desnaturalización de la función pública para favorecerse a sí mismo o a otros, prostituyendo un procedimiento de selección, o bien, variándolo anticipadamente en el caso del nombramiento del Defensor de los Habitantes. La carta de Miguel Gutiérrez, que hoy publica La Nación , verifica la excelencia moral e intelectual, y la valentía del autor, valores suyos reconocidos de sobra en la sociedad costarricense, en la política nacional, en el Estado, en la academia y en el exterior.

Esta carta lo contiene todo y debe llenar de vergüenza a los patrocinadores y estrategas de esta patraña. Leí la entrevista en este “concurso”, un modelo de entereza y de dominio de la materia. Sin embargo, un vivillo lo calificó con un 0 en la entrevista (posiblemenente se calificó a sí mismo). Otros dos le pusieron un 50 (insuficiente). El ensayo le mereció un 40... No se reconocieron sus galardones nacionales e internacionales, y los mismos calificadores rechazaron su conocimiento en materia de derechos humanos por cuanto si bien “había dado” lecciones dentro y fuera del país, “no las había recibido”(sic). Había que pararlo y, es obvio pensarlo, favorecer, a toda costa, a la candidata oficial. Un diputado del PLN ya había anunciado oficialmente el juego, según consta en actas: “Vamos a permitir el concurso, pero nuestros votos van a ser para la compañera diputada”… Es decir, una farsa. ¿Es decente llegar a un cargo público (magistratura moral) con estos antecedentes?

Comento los hechos, los dichos, de singular importancia en la vida nacional, por cuanto reflejan un estilo político y una conciencia moral que nos han causado daños irreparables. Me refiero a la instrumentalización de la función pública al margen del bien común y a una de las lacras peores en el arte del gobierno y de la política: la ausencia de crítica personal o institucional, honrada y objetiva, en la aceptación, aspiración, ofrecimiento o elección de cargos públicos; esto es, la función pública no como servicio, sino como negocio o simple prolongación del currículo personal. La corrupción comienza aquí. No hace falta poner ejemplos, pues los hemos sufrido en el pasado y acabamos de reeditarlos en el presente.

Todavía hay tiempo para despedirse con honra del parlamento.

Julio Rodríguez

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pregunta, tal vez fuera del tema de esta entrada, pero no sabia donde mas preguntarla. Por quien piensan votar ustedes? Pregunto porque las diferencias entre PAC y PLN son minimas, y la verdad MV de libertario ya no tiene nada, hasta diria que los 3 son socialdemocratas. Creen que seria mas adecuado no votar en estas elecciones?

Anónimo dijo...

Perdon, quise decir ML* (Movimiento Libertario). Hay algo que se pueda rescatar de Otto Guevara y su partido? La verdad lo unico dizquelibertario que veo es su propuesta de menos trabas y reduccion de impuestos, pero hasta ahí.

Manuel dijo...

Anónimo:

Gracias por su participación, le aclaro que le respondo desde mi cuenta personal porque no deseo comprometer a mis compañeros con mis opiniones políticas, aunque sospecho que las mismas no serán muy distintas.

¿Votar o no votar? yo creo que vale la pena votar, yo si creo que existe una variedad de candidatos lo suficientemente amplia como para sentirse más cómodo por una opción que por otra. Por ejemplo si nuestras únicas opciones fueran votar entre Ottón, Rolando Araya y Eugenio Trejos le recomendaría quedarse en la casa, pero la tría Otto, Laura y Ottón me parece que si tiene divergencias de peso.

Concuerdo en que el ML no es el mismo de hace algunos años, pero me parece que está lejos de caer en la socialdemocracia (socialismo-democrático). En este sentido para mi es la mejor opción, de las que existe en el panorama actual (esto de ninguna forma significa que sea perfecto, sino que simplemente el ML según yo promovería más la libertad que el resto de los partidos, y ese es mi máximo interés la difusión de la libertad).

Ahora entrando al tema de propuestas concretas -y advirtiendo que no tengo un conocimiento pleno de las mismas- si podría mencionar otras buenas soluciones que plantea el ML:

- Oposición a TODOS los monopolios.

- La implementación de un flat tax que vengan a substituir la progresividad del impuesto de la renta.

- La dolarización (que con todos sus defectos es una situación más deseable a la que tenemos hoy en día).

- La titularización de tierras a personas que hoy no cuentan con el título de las mismas a pesar de ser poseedores.

- La defensa al derecho al trabajo de las personas (ej: porteadores).