jueves, 11 de marzo de 2010

ECONOMÍA: El mundo y yo


Lo que aquí escribo suena a que todo el mundo está equivocado menos yo y unos pocos seguidores de la escuela austriaca. Pero, afortunadamente, la verdad no se encuentra contando votos.

En todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en los subdesarrollados, predomina la creencia de que se estimula la economía promoviendo “la demanda”, o sea, mediante la repartición de dinero para que la gente lo gaste. Ese absurdo proceder —muy de moda entre economistas y matemáticos con mística keynesiana— no capta que el estado natural de la economía es el desequilibrio.

Obviamente, si una persona produce un quintal de maíz, su poder adquisitivo equivale al precio de ese quintal de maíz porque, en el mundo real, él compra con el dinero que recibe por trabajo. Si produce dos quintales de maíz, su capacidad de demanda se duplica y si produce tres quintales de maíz, se triplica. ¿Es acaso difícil comprender que la capacidad de compra depende de lo que uno produce?

Pero si el gobierno fabrica dinero y lo bota desde un helicóptero, los únicos que aumentan su demanda son quienes se aprovecharon del dinero que llovía del cielo, que por ser inflacionario reduce el poder adquisitivo del dinero y la demanda de los demás.

Un antiguo precepto, que no les gusta a economistas “mainstream”, es la Ley de Say, la cual mantiene que la única manera de activar la economía es estimulando la producción, en lugar del consumo, porque si no aumenta la producción, por más dinero que lancen desde el helicóptero, la demanda total no aumentará, solamente se desvía.

Entonces, ¿cómo se aumenta la producción? Todos sabemos que sólo se produce para obtener un rendimiento económico sobre la inversión y que si ésta se desalienta con impuestos habrá, lógicamente, menos inversiones, menos producción, menos demanda, menos empleo y menos ingresos fiscales.

Cuando se habla de crear puestos de trabajo pareciera que fuera un misterio que cada nueva inversión crea más plazas y mejoran las condiciones de trabajo existentes. De no ser así, no acudirían los trabajadores requeridos para realizar esas nuevas labores.

La cruda realidad es que eliminando impuestos se logran más inversiones, las cuales aumentan la demanda de trabajadores, aumentan los salarios y aumentan el ingreso fiscal, el cual siempre es una tajada de lo que se produce. Y, obviamente, si no hay producción tampoco hay tajada fiscal.

Es increíble cómo en el mundo entero los “técnicos” de los bancos, de firmas asesoras y economistas sofisticados de las universidades y de los gobiernos no vieron venir la crisis causada por el gobierno estadounidense con su política de estimular la compra de vivienda sin cuota inicial, con cero intereses y sin verdadera capacidad de pago, burbuja que reventó afectando a dos grandes sectores, la construcción y la banca hipotecaría.

Todo lo que pasó es indicativo de lo que se enseña en las universidades más sofisticadas, que repudian a la “escuela austriaca”, a pesar de ser la única que ha anticipado todas las burbujas ¿Quién estará equivocado? ¿Todos los demás o nosotros, los llamados “austriacos”?

Manuel F. Ayau

8 comentarios:

Forexpros.es dijo...

Buenos días,

Mi nombre es Vanesa, y soy la responsable del sitio Web Forexpros.es
Los contacto porque me gustaría ofrecerles la oportunidad de publicar en su sitio un análisis del mercado de divisas que realizamos de manera diaria sobre el Euro Dolar

De estar interesados en la propuesta de publicación póngase en contacto conmigo
Un saludo,
Vanesa

Jesus Bonilla dijo...

No es que no lo sepan, lo que pasa es que estamos en un mundo donde la política y el mercantilismo han poseído la libertad. Una ayuda temporal compra votos, una ayuda a la oferta es pagar favores políticos. Y es algo que sucede en el mundo entero, separando las clases sociales más y más.
Déjame ponerte un ejemplo, que puede resultar chocante para algunos “socialistas” e incluso de la escuela austriaca:
Lo que he aprendido de esta crisis, es que hay que aprovecharlas. Por ejemplo, cuando estalló la burbuja, muchas inversiones duras (acciones en Cias, fondos inmobiliarios, etc) bajaron de precio por debajo de su capacidad productiva, afortunadamente tenía un poco de liquidez y compré “barato”. Ahora que la economía comienza a mostrar signos de recuperación y estos activos comienzan a subir, ayudado no sólo porque sus precios bajaron por debajo de su capacidad productiva, sino porque también comienza nuevamente un ciclo donde la codicia del ser humano se hace colectiva, entonces los precios de estas comienzan a aumentar y por consiguiente mi capital...un poco de especulación pero con análisis fundamental, en términos financieros.
Lamentablemente los gobiernos y su política monetaria, así como la codicia del ser humano, han provocado este tipo de comportamiento (el mío) y hace que las clases sociales se distancien más y más…
No creo que esta situación vaya a cambiar, los políticos que manejan la economía van a querer permanecer en el poder, mientras que otros aprovecharemos la situación. Sólo queda que estos otros nos dediquemos posteriormente a acciones filantrópicas, porque de lo contrario no va a ser una burbuja lo que estalle, sino una revolución.

Jesus Bonilla dijo...

mae por cierto, el nuevo formato de tu blog está desastroso...se ve pésimo al menos en mi compu...muy delgado y tedioso visualmente. Hay muchos machotes(blogger templates) que podes utilizar...

La ASOJOD dijo...

Don Jesús:

De acuerdo con el tema de los incentivos perversos.

Respecto al formato del blog, efectivamente se una un blogger template, en firefox se ve sin ningún problema, no se si estará usando ud algún otro browser.

Muchas gracias.

Manuel

Jesus Bonilla dijo...

Uso explorer, espero que no me obligues a utilizar firefox, ya que quiero tener la opcion de escoger (jajajaja)

La ASOJOD dijo...

Jajajajajajajajajaja totalmente de acuerdo. La verdad que no entiendo por qué da problemas con explorer.

Manuel

Jesus Bonilla dijo...

Si yo te trato de mae, pues no me digas don... ya que me haces lucir mal educado... asi que tratame con mae...me hace sentir mejor...

La ASOJOD dijo...

Ok, pura vida. Saludos

Manuel.