lunes, 10 de mayo de 2010

Tema polémico: nuevo Gobierno=mismo despilfarro


El pasado sábado 8 de mayo, Laura Chinchilla asumió la Presidencia de la República en medio de una ceremonia de traspaso típica del tercer mundo. Pero más allá de las cuestiones estéticas y protocolos políticos, la Presidente enfrenta un reto que podría dar al traste con muchos de sus planes y políticas publicas. Laura se topa con las arcas vacías, gracias al trepidante gasto público de la administración Arias Sánchez, especialmente durante el último año de gobierno.

Durante el 2009 el déficit llegó al 3% del Producto Interno Bruto, esto es,896 millones de dólares. Si bien es cierto que la recaudación fiscal se deterioró profundamente por el efecto de la crisis económica, también es cierto que mientras las familias trataban de socarse la faja con su desembolso, el gobierno se dedicó a gastar a manos llenas, como en época de bonanza.

El problema se ha agravado y durante el primer trimestre de este año, el déficit fiscal alcanzó el 1,7% del PIB, pero la dificultad es tan grave que se estima que, de continuar con la tenencia, el déficit del Gobierno Central podría superar el billón de colones este año (un millón de millones).

Diferentes medios y analistas independientes han denunciado el uso de gasto público con fines electorales, sin embargo la administración Arias no ha tenido empacho en revivir con toda fuerza los ciclos políticos económicos, aletargados durante las últimas administraciones. Las becas, las transferencias y subsidios estuvieron a la orden en los últimos meses de campaña política para atraer a la clientela con sus votos. Y por supuesto, las instituciones autónomas como el IMAS, pidiendo a los usuarios actualizar sus datos, hicieron el trabajo territorial del partido oficialista, identificando votantes y potenciales clientes a los cuales prometerles más ayuda.

Así las cosas, la pregunta de rigor es ¿qué se debe hacer ante este panorama? Los economistas aconsejan que, “reducir el gasto público puede ser la salida para frenar el creciente déficit fiscal sin llevar al país a cifras inmanejables de endeudamiento”. Sin embargo, el horizonte que se vislumbra al respecto es poco alentador, toda vez que el político costarricense no es buen administrador o no le importa gastar el dinero que no le pertenece, pues busca recurrir al endeudamiento externo para financiar el faltante en el presupuesto. Continuar con el gasto ad infinitum parece ser la consigna de la nueva administración, heredera de otra que logró financiar gasto corriente con endeudamiento.

Esto demuestra que nuestros políticos no han entendido la gravedad del problema, sino que piensan seguir la piñata del despilfarro. Los nuevos padres de la patria, específicamente los provenientes de las tiendas liberacionistas, ya piensan recetarse un aumento salarial de aproximadamente dos millones de colones. El fundamento principal de los congresistas es que "no es lógico que Rocío Aguilar, Contralora General de la República, gane más que ellos, siendo que la Contraloría es un ente auxiliar del Congreso”. ¿Y es lógico hacer esto cuando vemos el estado de las arcas públicas y el déficit que se avecina?

Por otro lado, la comisión encargada de organizar el traspaso de poderes gastó trescientos millones de colones en la organización de la ceremonia. Si bien parte de los recursos fueron donados, es inconcebible que el propio hermano de la Presidente, quien formó parte de dicha comisión, reiteradamente se quejó porque los recursos asignados eran muy pocos. ¡Claro, las “esferas precolombinas” que guindaron en media Sabana eran indispensables!

Así las cosas, ¿cual es la cura que nos quieren recetar los paladines de la justicia social?, la respuesta es obvia: más impuestos para financiar los programas asistencialitas. Quedamos avisados los costarricenses, que en los próximos meses, podría llegar un plan fiscal a Cuesta de Moras para sacarnos vorazmente más dinero del bolsillo y así seguir con el despilfarro y la manutención de su clientela política.

6 comentarios:

Cucho Games dijo...

Otro post Socialista de la ASOJOD.

:)

La ASOJOD dijo...

Cucho:

qué es lo que tiene de socialista el artículo?

Manuel

Cucho Games dijo...

Manuel. Primero saludos.

Segundo. Que no se si lo notas, pero este tipo de post (exelente por cierto) siempre han sido muy criticados por los llamados "amantes de la libertad" cada vez que se habla de la manera que lo hicier{on, recalcando el mal manejo de fondos, el endeudamiento desmedido, el voz populi atribuye ese tipo de comentarios a los sindicatos, troskos, comunistas, bolivaristas etc. Ese es mi punto Manuel, no te ofendas, por el contrario este post es exelente, me recuerda porque aunque a veces no me gusta como ustedes piensan, los sigo leyendo, ustedes dan al punto en este post, no se si pudiste leer las declaraciones del Señor Lee, el que repartia becas de Avancemos, dando gracias a OAS por la beca de hace 20 años, esa es la mentalidad de ahora y ustedes la denuncias bien.

Si te ofendi, disculpas, pero piensa en esto, el post de ASOJOD bien puede parecer, el escrito de un sindicalista molesto con el gobierno.

La ASOJOD dijo...

Cucho:

No se preocupe, no me ha ofendido en lo mas mínimo. Menos una persona como usted que siempre se ha caracterizado por sus participaciones respetuosas y cordiales.

Es muy cierto lo que usted dice, muchas personas se hacen de la vista gorda dependiendo de donde provenga el acto. Así las cosas, lo importante ya no es una conducta ao un principio determinado, sino de quien provenga la misma. Nosotros siempre hemos hecho nuestro mejor esfuerzo por tener una serie de principios claramente definidos y defenderlos a toda costa. La coherecencia es lo único que puede generar respeto y confianza.

Por ultimo siempre es bueno recordar que el liberalismo nació precisamente para esto. Como una preocupación por los abusos del poder del soberano, buscando una tutela efectiva para el individuo en contra de la megalomanía de los gobernantes.

Saludos, Manuel

Cucho Games dijo...

Hoy por la mañana escuchaba con desagrado, que este Gobierno quiere aumentar al 8% del PIB el porcentaje de educación eso si a costas de más impuestos, y el porcentaje extra 2% que hoy no se tiene se utilizara en dar becas (joder) es como dice el post, más gasto, sin sentido a costa de los ciudadanos.

La ASOJOD dijo...

Cucho:

Así es, cuando el dinero es ajeno es muy fácil gastarlo. Este es uno de los retos más grandes debe enfrentar nuestro país.

Manuel