miércoles, 2 de junio de 2010

Flash legislativo


A partir de este miércoles, en ASOJOD les ofreceremos una nueva sección titulada "Flash legislativo", donde informaremos sobre algún proyecto de ley o suceso acaecido en el Primer Poder de la República.

Para este día, les comentaremos que en la Agenda Parlamentaria existe el expediente Nº 17.371 "El control del tabaco y sus efectos nocivos en la salud" del ex Diputado del PAC, Orlando Hernández y otros. La iniciativa es una completa tontería, pues pretende contiene disposiciones que van más allá de una reivindicación de derechos, siendo abusivo y afectando la propiedad privada, al prohibir fumar en lugares de trabajo y en lugares abiertos donde se realice práctica deportiva, recreación o actividades culturales.

También violenta la libertad de empresa, por cuanto prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de producto de tabaco y sus derivados, al tiempo que impide a los vendedores al por menor, exhibir productos de tabaco o mantenerlos visibles a su clientela. EPor si fuera poco, busca proscribir la fabricación, importación y venta de dulces, refrigerios, juguetes y otros objetos que tengan la forma y el diseño de productos de tabaco. Asimismo, pretende crear más obstáculos a la libertad de empresa, al obligar a los distribuidores, comercializadores y vendedores de productos de tabaco a obtener una patente para exclusiva para tal actividad, a pesar de que ya toda actividad económica requiere una patente para operar, según lo determina el Código Municipal. Por si lo anterior no bastara, la iniciativa busca impedir la venta de cigarrillos sueltos o en cajetillas que contengan menos de 20 cigarrillos, así como la venta mediante máquinas expendedoras o dispensadoras y la distribución gratuita de productos de tabaco.

Además de lo anterior, este proyecto procura crear un nuevo impuesto específico de ¢100 por cada cigarrillo, cigarro, puro o derivados, que a pesar de tener la intención de disuadir el consumo, no servirá de nada por cuanto una persona adicta a la nicotina seguirá comprando cigarrillos a pesar de su precio.

Como pueden ver, las disposiciones de este proyecto son abusivas y no resuelven en nada el problema del fumado: la gente seguirá fumando porque es una decisión individual. En ASOJOD defendemos que cada quien viva su vida como lo desee y realice los actos que le dicte su voluntad siempre y cuando con ellos no violente los derechos de otros individuos. Es cierto que las personas, cuando fuman cerca de otros que no lo hacen, están afectando la salud de estos y están causándoles serios perjuicios. También lo es que el fumador le imprime serios costos económicos al no fumador, sea porque afecta su salud y lo obliga a pagar atención médica o porque, debido a nuestro sistema de salud, el no fumador termina pagando los servicios de salud que requiere el fumador.

Sin embargo, prohibiendo prácticamente el fumado no se consigue nada positivo: sólo se logra generar un mercado negro, empoderar a una mafia que trafica con un producto prohibido y fomentar la corrupción de funcionarios públicos, como sucedió en los años 20 con la prohibición del licor en Estados Unidos. Además, si a los proponentes les interesa tanto el costo que le imprimen los fumadores a los no fumadores, deberían modificar la legislación social para que cada individuo pague su propia atención médica.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Senores.. un poco mas de seriedad. Si alguien fuma en un lugar de trabajo afecta a los que no estamos fumando. Y ahi estan violando mi libertad a tener una buena salud.
El articulo tiene muchos errores de fondo. La libertad de alguien termina en donde empieza la de la otra persona.

La ASOJOD dijo...

Anónimo:

Desde Coase se sabe bien que las externalidades son bilaterales y no unilaterales.

El artículo critica que se trate de prohibir el fumado en lugares privados, en los lugares públicos al aire libre no veo por qué sería un problema que alguien fume.

Quedarían entonces así los lugares públicos cerrados, en donde me parece que es más que razonable que se prohiba el fumado.

Manuel

Anónimo dijo...

Manuel, usted conoce (inmagino) la Ley que regula el fumado, esta no lo impide, solo lo limita (áreas de fumado con todas la de la ley), en un área pública como por ejemploo un parque, las personas que fuman dañan a las que no, por lo que es lógico impedir tal practica (no veo donde se limita la libertad)el uso del tabaco es más que dañino y aunque cada quien puede matarse como le venga en gana, esa desicion no debe afectarme a mí, por otro lado, me e opuesto muchas veces a el etiquetado abusibo en las cajetillas, pues eso si es una violación a los derechos de los prodcutores

Termópilas dijo...

Esta ley es una copia de la de Mexico, que es a su vez una copia de la de España, que la copió de Francia que es una verdadera fábrica de "control social". Es solo la punta de lanza, después vendrá una segunda ley que además ya no va a dejar fumar en ningún lugar, excepto en tu casa y eso hasta que no salga una tercera ley que lo prohiba. Al tiempo...

La ASOJOD dijo...

Anónimo:

Gracias por su participación, efectivamente he leído el proyecto de ley entero. En este sentido el artículo 5 del mismo me parece que es sumamente extensivo y excesivo:

ARTÍCULO 5.- Prohibición de fumado. Se prohíbe fumar en:


a) Los lugares de trabajo.
b) Lugares públicos, cerrados.
c) Lugares abiertos:

1.- Donde se realice práctica deportiva o competitiva.
2.- Que sean centros de recreación o esparcimiento.
3.- Donde se realicen actividades culturales o jardines cerveceros o ferias.
4.- Centros de salud.
5.- En cualquier otro lugar abierto que expresamente determine el Ministerio de Salud.

Analicemos por un momento su ejemplo del parque. El parque es un lugar público abierto, así que si alguien fuma usted está en su plena libertad para ir a sentarse a otro lugar. Lo que no veo que sea necesario es que el Estado regule una actuación tan sencilla como esa. No me mal interprete, a mí el fumado me parece un hábito asqueros, de hecho no tengo amigos que fumen, pero de ahñi no se desprende que crea que sea una buena idea utilizar el Estado para enseñarle modales y buenas decisiones a los otros.

Termópilas:

Gracias por su participación, efectivamente ese puede ser un riesgo muy real. Una vez que se abre la caja de pandora, se sabe en donde se empieza pero nunca en donde se termina.

Manuel

Cucho Games dijo...

Manuel, la legislación actual permite fumar en todo lado, con las reservas del caso, a eso no le veo coacion de libertad.

El ejemplo del parque, me parece se rige por el derecho a la salud, por lo cual no veo mal no dejar fumar en lugares públicos.

Lo de la publicidad execiva si es una intromision a mi parecer