lunes, 14 de junio de 2010

Tema polémico: el referéndum del odio colectivista


En este Tema polémico, queremos comentar acerca de un evento cuyos procedimientos preparatorios se han presentado en los últimos días: se trata del referéndum para decidir la unión civil de personas del mismo sexo. Ya en el pasado, en ASOJOD habíamos expuesto nuestra defensa al derecho que tiene cada ser humano para decidir con quién intercambia sentimientos, experiencias y, en general, con quién desea asociarse para compartir su vida. Esto como una manifestación más de la libertad de decisión que tiene cada individuo en el marco del manejo de su propia vida y cuerpo.

No obstante, como es bien sabido, en Costa Rica ese derecho no se respeta de entrada. Es más, un grupo de colectivistas han pretendido someter su reconocimiento a un referéndum. En las últimas semanas se ha informado que ya prácticamente están listas las firmas de petición y que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) inició con los preparativos para la misma, decidiéndo realizarla en la misma fecha que las elecciones municipales.

Entratándose de una sociedad tan conservadora como la nuestra, el resultado de esta consulta popular podría ser, cuando menos, predecible. Y a pesar que, a todas luces, se está sometiendo un derecho individual a la decisión de la masa, los "defensores" de los derechos humanos, los "paladines" de la equidad y la justicia social, los "pregoneros" de la inclusión, tanto a nivel nacional como internacional, no hayan dicho gran cosa ante este abuso. Mientras nos dicen que todos los seres humanos tienen derecho al agua, al turismo y a cuanta sandez se les ocurra, guardan silencio ante el atropello que resulta de la negativa a un derecho tan elemental como el de unirse a la persona que se ame y gozar de los mismos derechos que cualquier otra relación sentimental.

En ASOJOD no sólo repudiamos con vehemencia a aquellos que utilizan categorías anticonceptuales como "familia", "sociedad", "bien común", "buenas costumbres", etc. para pisotear este derecho individual, sino que también lo hacemos contra quienes guardan silencio ante este exabrupto. Pero ellos no son los únicos que merecen nuestra más airada crítica: también la reciben quienes dicen defender este derecho a elegir con quién unirse en una relación sentimental, pero a la vez, niegan el derecho a elegir con quién intercambiar bienes y servicios o el derecho a decidir cómo utilizar el dinero que legítimamente pertenece a su dueño o el derecho a elegir sin interferencia del Gobierno.

Todas son caras de la misma moneda: el odio, el revanchismo, la hipocresía y la patológica creencia de que alguien -el gobernante, el cura, el académico, etc.- sabe mejor que cada individuo cómo se debe vivir. Se trata de la misma práctica deleznable y repulsiva de someter los derechos individuales al capricho de la masa, una masa mediocre e ignorante, perversa y degenerada, que necesita autosatisfacerse sabiendo que nadie puede ser diferente, donde se demuestra el odio . la envidia y el miedo que subyace en los colectivistas respecto a dejar al individuo libre para decidir, actuar y vivir.

Desgraciadamente, sabemos que la libertad y los derechos individuales llevan las de perder cuando se somenten a la voluntad de la muchedumbre. Por eso, las esperanzas de prevalencia de la decencia y responsabilidad en la votación durante ese referéndum son bastante reducidas.

3 comentarios:

Cucho Games dijo...

Buenos días y hola. Para empezar e de dejar claro que los gays no me simpatizan, que creo que se va a gastar mucho dinero en un tema que no lo amerita.

AHora bien, hasta donde veo ustedes tienen razón esto es una farsa, los derechos individuales de estas personas van a ser pisoteados por el pueblo en su mayoria.

En cuanto a sus derechos de union, creo que estos estan contemplados en las sociedades de hecho del código civil, incluso, pregunto cuales derechos no tienen. Testar (si pueden) ser codeudores de su pareja (si pueden) asegurar a su pareja (si pueden) comprar y registrar ambos (si pueden) salir a caminar besarse sin miedo a una bala (si pueden) entrar a un motel u hotel a tener sexo (si pueden), bienes gananciales (si pueden por el código de comercio o el civil) lo único que no pueden es adoptar, en lo cual me reservo, pues una mujer y un hombre no son garantia de buena crianza.

Creo que antes de hablar de el refe del odio, primero veamos cuales derechos piden y cuales no tienen.

La ASOJOD dijo...

Manuel

Buenas Cucho, primero que todo quiero recalcar esta frse que dice: "Para empezar e de dejar claro que los gays no me simpatizan".

La verdad que me agrada mucha esta frase, ya que creo que es lo que ocurre en una verdadera sociedad abierta. Efectivamente, muchas cosas nos pueden desagradar, pero no por ello utilizamos al Estado para prohibirlas. Creo que su comentario capta bien esta idea.

Segundo, es cierto que se ha exagerado de alguna forma la discriminación de la comunidad gay, pero también es cierto que no podemos conformarnos y que creo que todavía falta un largo trecho para tener una sociedad que propicie leyes iguales para todos.

Usted pregunta qué no pueden hacer los gays, lo cierto del caso, es que no es tanto lo que no pueden hacer sino lo que tiene que hacer. Me explico. Un ejemplo sencillo es el caso de los testamentos, en el caso de una paraja heterosexual casada no se requiere hacer testamento alguno, ya que la ley misma establece que el conyugue será uno de los herederos. En cambio los gays si tendrían que acudir ante un notario, para obtener el mismo resultado. Igual pasa con los bienes gananciales, en el caso de los heterosexuales la ley automáticamente les reconoce su derecho a los ganaciales, en cambio los gays tendrían que utilizar otros mecanismos para obtener un resultado parecido pero no igual, como sería la copropiedad. Otros derechos si no tienen del todo, como heredar pensiones, o derechos de visitas en hospitales.

Saludos

Manuel

Cucho Games dijo...

Manuel, entiendo tu punto, pero creo que lo que se hace en este caso es un desperdicio del dinero de todos nosotros, yo por ejemplo, votaria que si, cada quien tiene derecho a ser como quiera ser (dentro de ciertas normas básicas de convivencia), despues de allí entiendo tu punto, a ellos les toca hacer un poco más para optener un cazi igual derecho (eso no lo había pensado), por otro lado como dices aka se a exagerado el asunto de discriminación. Por ejemplo, Quepos es un paraiso para estas personas, quienes hasta la fecha se comportan de manera desente y sin presentar mayor problema a nuestro pueblo. Aka en CR nadie (espero siempre sea así) discrimina con violencia a estas personas, por otro lado, ellos como grupo han cedido al grado de eliminar de sus peticiones cualquier parecido con el matrimonio.

Como dije en el comentario anterior, el asunto de la adopción es . y aparte, pues nadie garantiza nada al 100% en la crianza de un hijo, así que una familia convencional, una madre o padre solo o dos personas del mismo sexo, pueden hacerlo bien o mal.