miércoles, 20 de marzo de 2013

Desde la tribuna: peligro latente

En Costa Rica continúa presentándose el déficit presupuestario. Es un tema muy serio que afecta profundamente la economía.

Además, para males, la actuación del Banco Central en la compra de los dólares, está incubando pérdidas y ejerciendo presión inflacionaria.

Para colmo de males, según lo reconoce el mismo Banco Central, los precios “regulados” han aumentado en demasía (electricidad, agua, combustibles).

Todos hemos sufrido, una experiencia compartida, la angurria estatal en los pagos de impuestos del último período (especialmente en lo tocante a vehículos). 

Ello pone a la vista un panorama sombrío, amenazador y peligroso.

Para terminar de iluminar (o, en este caso, llenar de tinieblas) el cuadro, es claro que de la Comisión de Notables se pasó a unos paquetes de reformas normativas (Constitución, Reglamento de la Asamblea Legislativa y Ley de la Jurisdicción Constitucional) que pretende allanar el camino para un Paquete tributario (plazos irracionalmente cortos para votar proyectos, restricción del uso de la palabra, eliminación de la consulta legislativa de constitucional y caducidad de la inconstitucionalidad para irrespeto a las formas):  la mesa queda servida para que nos coman con impuestos. 

Es obvio que la economía y el desempeño de la sociedad costarricense está bajo la amenaza de cobrar la factura por el deficitario desempeño público.  De feria, el Ejecutivo está empeñado en dilapidar centenar y medio de miles de millones de colones en la trocha mocha y proyectos circunvecinos.  Dinero que no le sobra al Estado y tampoco a los ciudadanos.

Aviados estamos, tomemos conciencia de que éste no es el camino del desarrollo sino la vía hacia la pobreza.

Federico Malavassi Calvo

No hay comentarios.: