lunes, 10 de junio de 2013

Tema polémico: ¿Doble moral?


Si bien es cierto han pasado un par de días desde que salió la noticia que el día de hoy comentaremos, no queríamos dejar pasar la misma de forma desapercibida. Como todos bien saben, días atrás el Diputado Justo Orozco pidió que la Diputada Carmen Muñoz fuera retirada de la Comisión legislativa que analiza los proyectos relativos a los derechos de
las parejas homosexuales. Evidentemente, dicho actuar generó una serie de críticas en diversos espacios de la opinión pública, máxime cuando la crítica hacia Justo Orozco se ha vuelto un lugar común. Por favor, no nos mal entiendan, por supuesto que creemos que la solicitud de Justo Orozco es una sinvergüenzada más de las que nos tiene acostumbrados, pero como siempre creemos que este tema tiene más aristas que las que el observador y analista incauto pensaría.

Nos parece excelente que distintos actores sociales expresen su repudio a las palabras de Justo Orozco, pero en ASOJOD creemos que en el tema de derechos humanos (o individuales como preferimos llamarlos) no se puede andar a medias tintas tanto en el campo de la denuncia como en el campo de la praxis, es decir, en la coherencia absoluta entre pensamiento y acción. En este sentido, nos llama poderosamente la atención el por qué nadie realiza las mismas denuncias cuando se informa que tenemos una Diputada que participó en formaciones políticas en Cuba así como en la guerrilla sandinista, es decir, ¿los derechos humanos sólo interesan en una vía, sólo valen para una causa? ¿Acaso la enorme cantidad de personas que repudian a Justo Orozco se han preocupado por este tema? Una pregunta más: cuántos de nuestros ciudadanos que se jactan de ser defensores asiduos de los derechos humanos sólo por apoyar los derechos de las parejas homosexuales, no tienen ningún empacho en irse a sentar al Estadio Nacional (un estadio construido con los dineros de un Gobierno que no se destaca por respetar las libertades civiles y políticas más básicas como lo es la alternancia en el poder y la competencia electoral). Es triste ver como todo es prostituido, como todo se convierte en asuntos partidarios y en una ética “de donde mejor caliente el sol”.

Así, el día de hoy lo que queremos resaltar es lo fácil que resulta la crítica cuando se convierte en una moda, lo difícil y meritorio es vivir coherentemente nuestras vidas, no hacer aquello que criticamos y vivir a base de principios y no de meros slogans. Por ello, en ASOJOD quería invitarlos junto a nosotros a reflexionar que valores decimos profesar en nuestras vidas y que hacemos en nuestro diario vivir para rendirles tributo con nuestras acciones, sólo así verdaderamente podrá mejorar este país.

No hay comentarios.: