miércoles, 30 de octubre de 2013

Desde la tribuna: ignorancia voraz

Lució muy mal el candidato a presidente del PLN, Johnny Araya, ante el sondeo que la periodista de La Teja le hizo respecto de los precios de algunos artículos de consumo básico y de alimentación popular. 

No pretendo burlarme de él, ni echarle leña a la hoguera. Sí pretendo, en cambio, reclamarle de la manera más seria y exigente su apoyo al “Paquete Tributario” de la Administración Chinchilla, al la “Consolidación Fiscal” de Ayales, ignorando absolutamente cuánto le cuestan las cosas a la gente.

Si se lanza al ruego electoral ignorando cosas básicas, es su derecho y decisión.  No se lo discuto.  ¡Allá él! Pero, en cambio, si desde su candidatura y su partido apoya la aprobación de más tributos, hace eco de la voracidad tributaria y la angurria fiscal que caracteriza al estatismo y al PLN, entonces si le subrayo su ignorancia, su lejanía de la realidad, su inconsistencia y su falta de seriedad.

Le llamo la atención a todos los costarricenses acerca de este candidato, que desde la cúpula ignora lo que sufren y viven la mayor parte de los costarricenses, víctimas de una economía afectada por los malos manejos de la economía nacional, por las distorsiones de una moneda enferma, de las cargas tributarias y los altos precios que afectan diaria y trágicamente el costo de la vida.

Es muy irresponsable lanzarse al ruedo político apoyando paquetes tributarios camuflados, desde la cómoda ignorancia de quienes tienen acceso a ingresos extraordinarios derivados de la posición política. ¡Claro que para quien no sufre el drama diario de la escasez y de la economía apretada no hay problema en apoyar más impuestos! Para quien no sabe ni cuánto cuesta la leche, ni un desayuno, ni una taza de café ni un humilde casado, queda muy fácil promover impuestos y expoliación de los demás.

Si no sabe cuánto cuestan las cosas, es su problema.  Pero si desde su ignorancia se atreve a empujar la voracidad tributaria, la expoliación para sustentar el gasto irresponsable y hasta corrupto, entonces tenemos todo el derecho a reclamar la ignorancia voraz.  Aquella que desde la falta de conocimiento hace daño al pueblo y alienta la voracidad tributaria.

Federico Malavassi

No hay comentarios.: