miércoles, 2 de octubre de 2013

Desde la tribuna: la libertad va pareja con la responsabilidad

Es fundamental entender que las libertades públicas son un derecho fundamental que tiene como esencia un poder de autodeterminación.  Luego el Estado reconoce el derecho y lo positiviza y tutela.

El poder de autodeterminación implica la posibilidad de libertad, de elección, de hacer por uno mismo.

La idea es que uno ejerce la libertad, pero asume las consecuencias del acto.  Eso es la responsabilidad.

Por ello no corresponde al ámbito de la libertad la idea de derechos programáticos (que no dependen del poder de autodeterminación), derechos  o expectativas de acción pública, de acciones gubernamentales o de repartición o creación de derechos que no corresponden a la gestión personal de cada cual.

No son propiamente libertades aquellos derechos a estirar la mano para pedir, para exigir conductas en favor de uno o de prerrogativas y concesiones por parte del Estado.

Esta cuestión no es solamente éticamente relevante sino que corresponde a la naturaleza de los derechos y acciones.

Algunos creen que estos “derechos” de nueva generación son derechos de libertad o implican libertad por sí mismos.

Es un tema fundamental para entender la libertad y la diferencia entre las doctrinas que la propugnan y las pseudoposiciones de libertad….
 
Federico Malavassi Calvo

No hay comentarios.: