lunes, 4 de agosto de 2014

Tema Polémico: Pirata sin remedio

En ASOJOD estamos sumamente desilusionados con las primeras acciones (o falta de acciones) de esta nueva administración. Don Luis Guillermo Solís da la impresión que no tiene mayor interés (o por lo menos no sabe cómo hacer) en resolver los verdaderos problemas de nuestro país como el tema energético, el creciente desempleo, el aumento del gasto público y otros.

Hace unos días uno de nosotros se montó en un taxi pirata. A pesar de que se trataba de un porteador debidamente inscrito en una empresa, lo justo es decir que se trataba de un pirata porque el servicio no se solicitó por medio de ninguna central telefónica y fue más bien en medio de la vía pública. El término “pirata” suena bastante mal y lo utilizamos porque es el nombre con que comúnmente se le llama a este tipo de proveedores de servicios, sin embargo, queremos aclarar que para nada nos parece inmoral o poco ético pues siempre hemos defendido el derecho que tiene cualquier persona de prestar un servicio en acuerdo entre ambas partes haciendo uso de algo de su propiedad. El servicio que prestó este señor mal llamado pirata no tiene nada de malo, es una transacción económica legítima y noble. 

Como es de costumbre cuando uno va en un automóvil con alguien más, se entabló una conversación y  finalmente se le pregunto sobre su trabajo y como veía la situación del país. Su respuesta fue bastante impactante. Este señor afirmó que no le gusta mayormente su trabajo actual pero el grandísimo problema es que desde hace años nadie le da trabajo. Este señor tiene dos años de estar presentando su hoja de vida en distintas empresas en construcción y manufactura y no logra conseguir trabajo. Esto lo obliga a hacer lo único que puede hacer que es manejar automóvil. En un buen día lo más que gana es si acaso 30.000 colones y de estos 30.000 colones, 10.000 se van en gasolina, 10.000 para un pequeño fondo de mantenimiento del automóvil y los 10.000 restante para pagar la comida de la casa, el alquiler y todos los demás gastos. Un buen día, que es uno de esos que logra llegar con 10.000 colones a la casa, le permite darle 1.000 colones a cada uno de sus tres hijos para sus gastos escolares, comprar la comida de ese día y dejar el resto para con suerte pagar las facturas a fin de mes. Las facturas a fin de mes cada vez son más preocupantes pues, por ejemplo, el gasto en electricidad es ahora mucho más caro que antes. Él dice que antes pagaba 15.000 colones de electricidad y ahora la factura le llega en 30.000 colones. Esta persona, junto con miles más forma parte de la clase pobre del país que cada día es más grande. El señor, que trabaja en Cartago, explicó que es muy preocupante pues cada vez hay menos empleo, al parque Industrial Zeta en Cartago antes llegaban 90 buses de personal todas las mañanas, ahora llegan 35 buses. Con el tema del alto costo de la electricidad y la creciente tramitología cada vez hay menos empresas.

Es impactante la vida que llevan muchos costarricenses y las cosas que tienen que hacer para poder salir adelante. Así como este señor hay muchos. Claro, se trata de una persona que no termino ni la escuela y eso le reduce muchísimo las posibilidades de conseguir un buen empleo, pero en un entorno más competitivo donde cada vez haya más empresas, más construcción y un menor costo de vida las posibilidades para él y muchos más se incrementarían considerablemente.  

Lo tristes es que parece que este gobierno poco va a hacer para mejorar la situación. Con suerte y no empeora las cosas. Ojalá que esa percepción cambie.

No hay comentarios.: