lunes, 17 de noviembre de 2014

Tema Polémico: Costa Rica por las nubes

Una de las revelaciones que ha realizado el nuevo informe del Estado de la Nación, es algo que ya todos los consumidores sospechábamos: que vivimos en un país caro. Para ser más exactos, se determinó que en promedio somos un país 20% más caro que el resto de Latinoamérica.

Según el propio informe, entre los disparadores del costo de producción se encuentran la electricidad y los combustibles, ambas actividades altamente reguladas por el Estado.

Esta situación debe llamarnos la atención a todos, ya que evidentemente esta problemática representa un duro golpe y castigo a los bolsillos de los consumidores más pobres. Podríamos decir que hoy en día todos los costarricenses desperdiciamos un 20% de nuestra riqueza, ya que la destinamos a comprar bienes y servicios que en otras latitudes podríamos adquirirlas a un precio menor. En este sentido, sería sumamente valioso poder destinar estos recursos a otras actividades económicas ya sea un mayor consumo, ahorro o inversión.

Ahora bien, ¿cómo enfrentar este problema? Pues desde distintos ámbitos. Primero que todo a nivel productivo, deben reducirse los costos de producción. Bajo esta óptica la apertura de mercados estratégicos como el de energía y combustibles es de vital importancia, así como la flexibilización de las relaciones laborales. Igualmente, la reducción de trámites es central para abaratar los costos de producción de las empresas. Segundo, se requiere un mercado más competitivo, para ello se hace necesario disminuir toda case de aranceles a la importación de productos, así en caso de que los bienes se encuentren muy caros en el país, resulte ser una opción atractiva para el consumidor importarlos desde el exterior. Por último, bajo este contexto resulta obvio que no es viable una reforma impositiva como la que pretende el gobierno: establecer un IVA y aumentar su tarifa así como los alcances del mismo, únicamente contraería aún más la capacidad adquisitiva de los consumidores.


Sin lugar a dudas, este es uno de los temas sobre los cuales mayor énfasis debe poner el Gobierno. Revertir esta tendencia representaría un gran alivio al bolsillo de los costarricenses, lo cual sería beneficioso para todo el sector económico.

No hay comentarios.: