lunes, 15 de diciembre de 2014

Tema Polémico: ¡Con Costa Rica no se juega!

Todos recordamos el famoso lema de campaña del Presi. Durante la contienda electoral Solís se presentó como un académico serio, mesurado y conocedor de la realidad del país así como de las propuestas necesarias para desarrollarlo. Más de siete meses después cualquier observador cauto e imparcial, sabe que esta imagen no es más que un espejismo. El gran último gazapo del Presi ha sido el levantamiento del veto de la reforma laboral.

Vamos evitar en este artículo el tema de la legalidad en cuanto al levantamiento del veto o la conveniencia de la reforma, ambos temas nos resultan opinables de una forma u otra de forma intelectualmente honesta. En este sentido, lo que nos interesa el día de hoy es enfocarnos en el carácter moral del Presi en cuanto a la forma en que presentó ante la opinión pública la toma de decisión de dicha medida.

El primer aspecto que nos interesa resaltar, es el del famoso decreto que Solís anunció que firmaría para evitar que se den huelgas en los servicios públicos esenciales. Sin lugar a dudas, esta medida no es más que una vil burla al pueblo costarricense, tal vez el Presi al igual que el asesor de Obama Jonathan Gruber piense que todos somos estúpidos, y no sabemos que un decreto no puede contravenir una ley. En pocas palabras: puro atolillo con el dedo.

El segundo tema, es esta imagen que deseo presentar el Presi de si mismo como una especie de gran reformador social, que ha decidido seguir con esta decisión la línea política de los años 40, cuando  en realidad esto no es más que una movida política para complacer a su aliado más importante: el Frente Amplio. Cajita blanca para todos aquellos que piensen que el cálculo politiquero no tuvo impacto alguno en la toma de esta medida.

Con todas estas actitudes a nosotros al menos nos queda claro que el gobierno del cambio, no es más que una falsa promesa, y que la famosa casa de cristal cada día se encuentra más empañada.  Así las cosas, hoy más que nunca todos los ciudadanos debemos mostrarnos alertas y críticos ante cualquier nueva jugarreta con la cual pretendan burlarse de nosotros.

No hay comentarios.: