lunes, 1 de diciembre de 2014

Tema Polémico: El gasto aumenta y también el déficit ¿Hacia dónde vamos?

Presupuesto presentado por el Ejecutivo para el próximo año 2015 fue rechazado por la mayoría de los diputados de la Asamblea Legislativa. Una decisión que celebramos en ASOJOD pues a sabiendas del déficit fiscal con que se cuenta y del tamaño del Estado ya astronómico el Poder Ejecutivo decidió ignorar todo eso y mandar un presupuesto para el próximo año casi un 20% mayor aumentando el déficit fiscal a casi un 7% del PIB. Una decisión que, como hemos analizado con anterioridad, es prueba inequívoca de que contamos con un Presidente irresponsable que no tiene el más mínimo remordimiento en echar al país por un abismo con tal de cumplir sus promesas de campaña. Y hasta se dejó decirles a sus ministros que si no gastan hasta el último cinco entonces habrá sanciones. Sin palabras.

La mala noticia es que, aun habiendo sido rechazado por la mayoría y a causa de un vacío constitucional, el Presidente de la Asamblea Legislativa tomó la decisión de aprobar el presupuesto para el 2015 sin ningún cambio. Que irresponsabilidad y desacato. Y nosotros nos preguntamos ¿Si al rechazar el presupuesto igual es aprobado entonces cual es el sentido de que sea presentado a la Asamblea Legislativa para control político? ¿Adónde quedaron los principios de la democracia en esto? Que falta de seriedad. Esperamos que muy pronto este vacío constitucional pueda ser remediado para que estas irresponsabilidades no vuelvan a ocurrir.

Tal vez lo único bueno que se podría rescatar de esto es que, en vista de que el Ejecutivo no tiene ningún interés de controlar el gasto (todo lo contrario) ahora no tiene absolutamente ninguna autoridad moral para acercarse a la Asamblea Legislativa a pedir más impuestos. Vemos con mucha alegría que el plan de Helio Fallas de aumentar el impuesto de ventas a un 15%, de implementar IVA, renta global y mundial está más difícil que nunca. No se vale que ahora quieran solucionar el problema del déficit por la vía de más impuestos queriendo gastar cada día más y de manera más irresponsable. No cabe la menor duda de que el problema se ha originado a causa de un problema en el gasto y solo de esta manera se debe solucionar.

Pero entonces ¿Hacia dónde vamos? Si el Gobierno no quiere disminuir el gasto y es imposible e inmoral solucionarlo por otras vías, ¿Qué va a pasar? ¡Nos va a llevar la trampa! Cuando estos problemas se ignoran normalmente el ajuste es automático pero va en detrimento de absolutamente todos y en especial de las clases más pobres. Ojalá que no lleguemos a ese punto de no retorno. Ojalá que este presidente comprenda esto. 

No hay comentarios.: