lunes, 2 de marzo de 2015

Tema Polémico: Prioridades Equivocadas

El miércoles de la semana pasada el periódico la Nación publicó dos noticias muy interesantes en su primera página. La primera explicando la inoperancia o tal vez mejor dicho, ineptitud, de nuestras autoridades de seguridad para detener a los famosos “picones” que provocan tanto riesgo en nuestras calles. La segunda la “eficacia” de las autoridades de seguridad pública para desplazar a los artistas callejeros de las calles y avenidas de la ciudad de San José. Esto es absurdo. Con la limitación bien conocida de efectivos de seguridad en el país, el Gobierno claramente tiene muy equivocadas sus prioridades y se está empeñado en dejar libres a los delincuentes para reprimir a los ciudadanos inocentes que lo único que están haciendo es tratarse de ganar la vida de forma informal como consecuencia de vivir en un país con cada vez menos posibilidades de empleo. Absurdo pero cierto.

¿Qué han hecho los artistas y artesanos callejeros de San José para merecer la persecución de las autoridades? Lo único que hacen es ofrecer un servicio de entretenimiento al público a cambio de unas monedas y de esa manera darle de comer a sus familias. Muchos de estos artistas preferirían por mucho tener otra clase de trabajo pero la realidad no se los permite ¿Qué hacen para ser tratados como delincuentes? En ASOJOD apoyamos la economía informal sana como un medio legítimo para ganarse la vida. Si el Gobierno quiere que estas personas aporten a las arcas del Estado debería presentarles un plan atractivo de modo que se sientan incentivados a colaborar y no todo lo contrario. La represión a estos medios legítimos de subsistencia solo trae consecuencias negativas y, en última instancia, lo que hacen es incentivar la delincuencia como último recurso en desesperación de esta gente para comer. 

Por otro lado, en las calles de nuestro país, conductores irresponsables andan corriendo en las calles poniendo en peligro la vida de mucha gente inocente como es el más reciente caso de un mayor de edad que fue atropellado por uno de estos delincuentes. Cuando se le exige a la policía medidas de control ellos se quitan el tiro echándole la culpa a alguien más e inclusive alegando miedo. Que tristeza. Si esta es la fuerza pública de nuestro país entonces “apague y vamonos”.

Siempre lo hemos dicho, el Gobierno es ineficiente en todo lo que hace pero ya esto es el colmo. Defender a los delincuentes y reprimir a los inocentes. Que bajo hemos caído.

No hay comentarios.: