lunes, 5 de octubre de 2015

Tema Polémico: Control de Armas

La semana pasada volvió a ocurrir un nuevo incidente en los Estados Unidos específicamente en el estado de Oregon en el cual un joven armado mata a varias personas de manera sorpresiva. Sin duda alguna este hecho es lamentable y más lamentable aun es la ruda realidad de que este tipo de incidentes ya se han vuelto comunes en los Estados Unidos. No hay duda de que algo no anda bien con la sociedad estadounidense y es preocupante.

Ahora bien, como pasa luego de cada uno de estos incidentes, ha salido una gran cantidad de personas en los medios a decir que el problema con Estados Unidos es la falta de regulación y prohibición en el uso de armas por parte del gobierno. Algunos inclusive se dejan decir que el uso de armas de fuego debería ser exclusivo para funcionarios públicos a cargo de la seguridad civil ¿Solucionaría esto el problema? Estamos seguros que no.

En Estados Unidos hay sin duda un problema de violencia cultural y eso es imposible de ocultar. Es un problema que a la sociedad civil debería de preocuparle mucho y sobre el cual se deben plantear soluciones. Sin embargo, echarle la culpa a las armas y a la tenencia de armas es absurdo. La persona violenta no es violenta porque tenga armas, la persona violenta tiene armas porque es una persona violenta. Es ridículo tratar de solucionar el problema por medio de prohibición a tener armas, es claro que ahí no radica la cura.

Basta con tan solo observar otros escenarios adonde se ha aplicado la prohibición y la regulación excesiva para darse cuenta de lo absurdo de esas ideas. La prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en la primera mitad del siglo pasado en EEUU o la prohibición del consumo de drogas actualmente. Esta más que demostrado que este tipo de medidas para lo único que sirven es para incentivar el mercado negro y hacer de mucho dinero a grupos pequeños de personas. Y es que el principio radica en algo muy sencillo: el que quiere consumir drogas lo hace y crea un mercado haya o no prohibición, el que quiere consumir alcohol lo hace y crea un mercado haya o no prohibición, y el que quiera comprar armas y salir a matar a cientos de personas en un centro comercial lo hace sin pedirle permiso a nadie y crea un mercado para armas haya o no prohibición de venta armas. Es prohibido matar a ciudadanos en una escuela y no vemos que eso haya impedido a un loco entrar a una escuela y matar a sangre fría, ¿por qué deberíamos pensar que al prohibir la tenencia de armas ese loco va a decidir no violentar la ley? ¿Suena absurdo verdad? Y aun así la gente sigue creyendo que prohibir el uso de armas de fuego es la solución.

El Estado no tiene ninguna justificación para andar gastando recursos limitando o prohibiendo actividades comerciales. Debería más bien utilizar esos recursos para garantizar la seguridad ciudadana con policía eficiente y efectiva. Estamos seguros que un incentivo importante para adquirir armas de fuego es porque las personas no se sienten seguras con el sistema policial y, por tanto, deciden adquirir un seguro adicional por medio del arma de fuego. El hecho de que mucha gente tenga armas de fuego debería, más bien, ser un indicador para la fuerza pública de que debe mejorar el trabajo que ha visto haciendo.

No le quitemos el derecho a los ciudadanos que si respetamos la ley de defendernos que aquellos delincuentes que no tienen ningún interés por preservar vidas humanas. La prohibición de tenencia de armas podría limitar al ciudadano correcto a comprar el arma, pero el delincuente no le pide permiso a nadie antes de comprar un arma de fuego. 

1 comentario:

Erick Villalobos dijo...

Para muestra está Suiza. Un país con una tasa de tenencia de armas de las más grandes. Sin embargo, no se observan comportamientos como los vividos en estos atentados en EEUU. Además yo le agregaría que en el caso de Costa Rica, no solo nos sentimos desprotegidos policialmente, tampoco tenemos el amparo judicialmente.