lunes, 25 de abril de 2016

Tema Polémico: Libertad vs OCDE

Desde hace algunos años se ha venido hablando muchísimo especialmente en Costa Rica sobre la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), o como es tal vez mejor conocida, el club de países más poderoso del mundo. Y ¿qué es realmente la OCDE, por qué Costa Rica está tan interesada en participar y por qué a OCDE está tan interesada en recibirnos? 

OCDE originalmente fue creada para dirigir el Plan Marshall financiado por los Estados Unidos para la reconstrucción de Europa luego de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, al día de hoy el propósito de la OCDE es muy diferente. Si ingresamos a la página web se puede leer claramente la misión de la OCDE y es la siguiente: promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo. Palabras muy bonitas, pero “el papel aguanta lo que le pongan”. ¿Será cierto? ¿De qué forma este grupo de 34 países que son, las 34 economías más poderosas del mundo, se aseguran de esto? 

Muchas personas, algunas que se consideran liberales, han creído que deberíamos apoyar el ingreso de Costa Rica a la OCDE pues la gran ventaja es que perteneceríamos a un club de países bastante prestigioso y eso nos podría ayudar en temas como inversión y desarrollo. En alguna medida esa postura podría ser cierta, pero es muy importante entender que no todo es bueno. La OCDE no es igual que un bloque comercial como la Alianza del Pacífico o la Unión Centroamericana. Para ese tipo de bloques normalmente ese argumento es muy válido, pero este no es el caso. La OCDE es realmente un bloque muy poderoso cuyo objetivo fundamental se ha convertido en propiciar la implementación de políticas fiscales estandarizadas en todo el mundo y un absoluto intercambio de información tributaria. La OECD tiene como misión “promover políticas” pero todas dirigidas a aumentar la recaudación y disminuir la elusión y evasión fiscal en sus países miembros. Es la Dirección Mundial de Tributación Directa. Eso no es necesariamente malo, sin embargo, algunas de las medidas que propician implican una absoluta intervención de esta organización en las cuentas bancarias, modo de trabajo y conformación de todas las sociedades de los países miembros.

Es por esto que este gobierno se ha mantenido muy interesado en pertenecer a este club y es la OECD el verdadero autor de proyectos fiscales como el famoso Proyecto de Fraude Fiscal que se encuentra a punto de ser aprobado en nuestra Asamblea Legislativa. O ¿que creyeron? ¿Qué la presentación del secretario general de la OCDE en Costa Rica, en pura etapa de discusión del proyecto de Fraude Fiscal, fue pura casualidad? Este y otros proyectos ley todos dirigidos a aumentar el control y darme mucho más poder a las Autoridad Tributaria Costarricense es un requisito fundamental que le piden a Costa Rica para pertenecer al grupo de países.

Tomando esto en consideración, nos preguntaos si los liberales que están leyendo este artículo que defendían a la OCDE siguen igual de motivados. ¿Nos conviene pertenecer a este grupo? ¿Será correcto sacrificar nuestra libertad para propiciar un mayor control fiscal? Muchas de las medias que esta organización quiere eliminar ni siquiera son ilegales como, por ejemplo, el derecho que tiene cualquier ciudadano de trasladar sus capitales al país que mejores condiciones fiscales tenga. ¿Eso es malo? ….. No, eso es inteligente.  

No hay comentarios.: